Emocionante graduación de alumnos 2020

En la vida anterior, cuando los cursos transcurrían según la rutina habitual, la graduación de la generación del 2002 habría tenido lugar a mediados de mayo, como siempre a tres semanas de la selectividad…pero llegaron de repente estos nuevos tiempos tan raros que nos ha tocado vivir, y acabar el curso se convirtió en una especie de gimkana en la que cada día había que inventar una solución para un nuevo problema, y a veces nos parecía que no lo íbamos a lograr, que la situación nos superaría.


Bueno, el caso es que al final no fue así y acabamos demostrando que una simple pandemia mundial no es suficiente para detener a una comunidad tan unida como la familia Spínola y logramos acabar el curso. Eso sí, en el camino hubo que renunciar a tradiciones muy queridas, y entre ellas la que más nos dolía era no haber podido celebrar la graduación, el momento en que soltamos la mano de nuestros chicos y chicas mientras recordamos juntos su paso por el colegio, lo rápido que se ha pasado el tiempo desde las primeras clases de infantil, las anécdotas que marcan a cada generación…

Ya desde el mes de junio profesores y padres empezamos a discurrir planes alternativos para que este momento no se perdiera, pero uno tras otro se nos iban viniendo abajo por las nuevas restricciones, las vacaciones, la extraña vuelta al colegio y el comienzo de las universidades, y parecía que no lo íbamos a lograr. Tras muchas vueltas, decidimos entre todos asociar este evento con nuestra tradición más antigua, la Chocolatada, y nos pusimos manos a la obra. Desde la Asociación de padres se diseñó una caja que contenía la banda de graduación, el anuario, una taza, chocolate y los míticos bollos de Martínez, todo ello junto a una invitación para celebrar juntos una última chocolatada en una reunión virtual el 20 de enero.


Una a una todas las familias recogieron las cajas de sus hijos en los días anteriores a la Navidad, con el encargo de grabar el momento en el que se la entregaran y su reacción al abrirla, pues queríamos hacer un video que recordara este momento. Mientras tanto los profesores y tutores del curso y los jefes de estudios se encargaron de preparar todos los detalles de la reunión y de convocar a todo el mundo, y con tanta ilusión puesta en este evento, no podía salir mal.


Por supuesto, como no podía ser de otra manera, a las seis de la tarde estaba reunida delante de sus ordenadores, móviles o tabletas toda la generación del 2002 al completo, y juntos nos emocionamos con las sentidas palabras de Sara, con el video que tanto nos tocaba el corazón, con las intervenciones de muchos profesores y padres, con las palabras de Lucía...y como no, con la preciosa carta que dirigieron al colegio los alumnos al finalizar el acto, demostrando la razón que tenemos los mayores en estar muy orgullosos del tipo de jóvenes en los que se han convertido “nuestros niños”.


Generación del 2002, estamos seguros de que superareis con nota cada nuevo desafío que aparezca en vuestras vidas y que con vuestro trabajo, con vuestro talante, demostraréis al mundo que se puede cambiar a mejor. La familia Spínola, vuestra familia, os estará esperando siempre con los brazos abiertos para disfrutar juntos de vuestro crecimiento, pero por el momento sólo queda levantar nuestra taza y brindar por vosotros en esta última chocolatada juntos.