ESPÍRITU SPÍNOLA

Consideramos el "espíritu Spínola" como la guía natural de nuestra manera de ser, y por eso intentamos esforzarnos por hacer este trabajo "con grande esmero y no con descuido", como decía Marcelo, procurando dar lo mejor de nosotros cada día.


En nuestro estilo de actuación prima siempre el espíritu de equipo, de comunidad, de familia y el trato respetuoso y cercano que busca crear un clima cordial, sincero y abierto en el que nuestros hijos puedan desarrollar al máximo sus posibilidades y sus familias se sientan partícipes de este proceso, colaborando activamente con el Colegio e implicándose en sus actividades y proyectos, ayudando decisivamente en su desarrollo.

 

MARCELO SPÍNOLA

 

Está ya a un siglo de distancia, pero su actuación y circunstancias le hacen plenamente contemporáneo. Hijo de marino, abogado de profesión, sacerdote por vocación, Marcelo Spínola tuvo siempre una clara conciencia de que los bienes son para compartirlos con quienes los necesiten. Así vivió tanto en sus años de abogado como en los de párroco. Todo lo suyo, dinero, cualidades, conocimientos, los empleó en servicio de los demás.

 

Esta actitud se incrementó con los años, al avanzar en responsabilidades y en santidad. Un hecho ha inmortalizado el amor de Marcelo Spínola para con los pobres: pedir limosna por las calles de Sevilla durante la terrible sequía de 1905. La figura de Spínola mendigando durante seis días por las calles de Sevilla bajo el calor sofocante de agosto causó un impacto tremendo en la sociedad sevillana, que lo denominó "el arzobispo mendigo". En Diciembre de ese año fue nombrado cardenal, y a su muerte, el 19 de Enero de 1906, sólo había en el palacio 50 duros y bastantes deudas. Para pagar su entierro hubo que vender su biblioteca.

 

CELIA MÉNDEZ

 

Celia Méndez y Delgado nace en Fuentes de Andalucía (Sevilla), el 11 de febrero de 1844. Viuda a los 30 años, conoce a Marcelo Spínola siendo éste párroco de San Lorenzo en Sevilla. Aquí comienza su preparación para, en 1885, fundar las Esclavas del Divino Corazón en Coria, Cáceres.

 

Era una mujer de gran temperamento, clara inteligencia, decidida y de firme voluntad. Sincera, espontánea, generosa, respetuosa con todos, humilde, sacrificada, caritativa, llena de bondad, nos dejó el ejemplo de su vida entregada a Dios y a los hombres con generosidad, amor y deseo de comunicar a todos la Buena Noticia del Evangelio.

 

La Congregación de Esclavas del Divino Corazón, obra que llevó a cabo con el Beato Marcelo Spínola y Maestre, es la expresión de su celo por la educación cristiana de la juventud. Hoy en día miles de niños/as y de jóvenes tienen acceso a la educación cristiana y participan de su obra y su espiritualidad.

 

 

¿Aún no eres de APA?

Twitter Últimos Tweets

El Tiempo Madrid

Facebook APA Spínola

NUESTRA FAMILIA:

SON EMPRESAS APA:

PRIVACIDAD   |   AVISO LEGAL   |   CONTACTO 

Todos los derechos reservados por el APA Spínola Chamartín  -  2013                                                                                                                 Página web diseñada y desarrollada por MENTA CREATIVA