COMPARTIR EN INTERNET Y REDES SOCIALES

MAYO 2021

pexels-pixabay-147413.jpg

Compartir en Internet y Redes Sociales

Mayo 2021

En esta entrega del rincón de la tecnología queremos compartir algunas consideraciones sobre las que las familias pueden reflexionar cuando se enfrentan al interés de sus hijos en usar las redes sociales.

Lo primero que debemos saber es que la ley está de parte de las familias, aprovechémoslo y seamos conscientes de que esto tiene motivos fundamentados y persigue la protección de nuestros hijos. Esto es lo que dice el Reglamento Europeo de Protección de Datos:

Dejemos por un momento de lado el punto de vista legal, si tuviera que condensar este artículo diría: Cuando compartes en Internet o públicas en redes sociales estas creando una huella digital, tu huella digital, una historia que narra cómo te comportas en Internet, que te va a acompañar el resto de tu vida, que mucha gente puede consultar y que transmite una impresión de ti. Merece la pena reflexionar sobre cualquier contenido que vamos a compartir y merece la pena concienciar a nuestros hijos de ello.

Vamos a entrar en un poco más de detalle, mucha gente considera las redes sociales divertidas, una forma de comunicarse, de recuperar el contacto con otras personas e incluso de conocer gente nueva. En el caso de nuestros hijos esto va mucho más allá, llega un momento en el que, si no estás en los grupos online, te lo pierdes todo, por eso tenemos que ayudarles a navegar en el mundo digital cuando todavía están aprendiendo sobre el mundo real. Para ayudarles debemos hacerles conscientes de los riesgos, de forma que aprendan a protegerse. Vamos a ponerle nombre a algunos de los riesgos que presentan las redes sociales:

  • Pérdida de privacidad: hay que concienciarlos de que una vez que se comparte cualquier contenido, se pierde el control sobre su difusión.

  • Acceso a contenido inapropiado: ¿Qué es un contenido inapropiado? Los contenidos inapropiados tienen muchas formas: contenidos para otras edades, contenidos que no entienden, contenidos negativos o incluso contenidos falsos.

  • Un contacto en línea no es un amigo/a: debemos concienciarlos de que no saben quien está al otro lado, y es fácil hacerse pasar por otra persona, y por ello, deben ser precavidos.

  • Consumo de tiempo: una dedicación excesiva puede perjudicar su desarrollo físico, sus relaciones sociales o su evolución académica.

  • Sufrir o ejercer ciberacoso: sufrir comentarios o publicaciones ofensivas, o bien, compartir burlas o ser cómplices de ellas no denunciándolas, son aspectos que vigilar. Por ello, desde la Comisión de la Convivencia del Colegio se está trabajando activamente para concienciar a la Comunidad Educativa, recordemos la norma de convivencia del Colegio: “SI A UN COMPAÑERO LE ESTÁN EXCLUYENDO O HACIENDO DAÑO, ACTÚA:  AYÚDALE, PONTE A SU LADO O PIDE AYUDA”

Una forma muy visual de explicar esto es a través de un video sobre las precauciones a la hora de compartir y este otro video sobre no usar internet para hacer daño, que podemos ver, en compañía de los niños, para asegurarnos de que usan adecuadamente las herramientas que ponemos en sus manos.

 

Una vez que hemos decidido que ya es el momento de permitir a nuestros hijos hacer uso de las redes sociales, podemos seguir algunas recomendaciones:

  • Cuando el adolescente cree su primer perfil, que lo haga en compañía de un adulto de la familia.

  • Conviene recordarle que debe aplicar los mismos valores que cuando se relaciona en la vida real:

    • Respeto

    • Empatía

    • Pensamiento crítico

  • Instruirle adecuadamente para:

    • Reflexionar antes de compartir y que NUNCA comparta sus datos personales o los de otras personas: nombre real, donde vive, en que colegio estudia, número de teléfono, rutinas, etc.

    • Ser cuidadoso en el uso de su dispositivo (bloqueo con código) y cuando se usan dispositivos compartidos (cerrar sesión).

  • Acordar unas normas en el uso de los dispositivos y las redes sociales, y proporcionarles alternativas para evitar un uso excesivo.

  • Configurar adecuadamente las aplicaciones de redes sociales… y cualquier otra de moda

Nadie mejor una madre o un padre para saber el grado de madurez de sus hijos, tengámoslo en cuenta al acompañarle en el aprendizaje sobre el mundo digital, abriendo gradualmente el acceso al mundo digital en función de su edad y grado de madurez, igual que hacemos con el acceso al mundo real.

 

Y además….

Para ir un poco más allá sobre el uso adecuado de las redes sociales, se puede explorar una muy recomendable guía sobre seguridad en las redes sociales.

“El tratamiento de los datos personales de un niño se considerará lícito cuando tenga como mínimo 16 años. Si el niño es menor de 16 años, tal tratamiento únicamente se considerará lícito si el consentimiento lo dio o autorizó el titular de la patria potestad o tutela sobre el niño, y solo en la medida en que se dio o autorizó. Los Estados miembros podrán establecer por ley una edad inferior a tales fines, siempre que esta no sea inferior a 13 años.” En España esta edad es de 14 años. Los niños en esta edad deben ser conscientes de que necesitan el permiso de sus padres.