Despedida Bachillerato 2014


Un año más, allá por el veintitantos de mayo, nos encontramos un martes por la tarde para celebrar la fiesta de graduación de los Bachilleres, quizás la ceremonia más afín con la personalidad de nuestro colegio, la que mejor define nuestra peculiar comunidad escolar, pues cuando los mayores dejan el cole (¡qué corto se nos ha hecho el camino!), todos nos reunimos para decirles cuanto les queremos.

Empezamos con un pequeño retraso, ocasionado por un inesperado problema con el sonido, pero pronto comienzan a sucederse los inolvidables momentos que se grabarán para siempre en el recuerdo de los graduados y de sus familias, las emocionantes muestras de cariño con las que se despide a esta promoción del 2014, tan querida por todos.

Se abre el acto con un resumen del paso de esta promoción por el Colegio, preparado por sus compañeros de Primero, que también se desviven tras el escenario cumpliendo con todas las labores de la tramoya. Y tras este primer capítulo, las cartas de los compañeros que repitieron curso, brillantes actuaciones musicales, el testimonio de los representantes de la promoción y el vídeo de los padres de los homenajeados…y las palabras de los hermanos menores, contándonos las diferencias entre lo que querían ser sus hermanos cuando tenían su edad y lo que se proponían estudiar ahora.

María de la Corte acaba por ceder ante la insistencia de los Bachilleres y comienza a cantar, seguida al poco por todos ellos, con las voces rotas por la emoción, y, casi sin tiempo de secarse las lágrimas que habían comenzado a asomar, el espectáculo da un giro y se presenta en el escenario un impresionante número musical que muestra a la concurrencia lo que llevan dentro los profesores, y en otra vuelta más nos encontramos con la imprescindible aportación de Ángel, dando muestras de su impecable lucidez que tan profunda huella deja en sus alumnos, con las palabras de Lucía que, como sin querer, aportan pistas valiosas sobre como caminar en el futuro…..

Cierran esta parte de la ceremonia las palabras de Cristóbal, animando a nuestros bachilleres a perseguir sus sueños y a hacerlo sin renunciar nunca a lo aprendido estos años, a la manera de ser y estar que define a esta promoción.

Acaba el acto con la entrega de las becas, las bandas que distinguen a los graduados, y es al llegar este final cuando afloran sin control las emociones en una mezcla de nostalgia y recuerdos de los años vividos con la esperanza de lo que va a ser. Muchas lágrimas, incontables abrazos y una sensación irrepetible cuando los 67 alumnos se reúnen para las últimas fotos.

Muchas gracias por su esfuerzo a todos los que participaron en esta ceremonia de graduación, así como en la “cena” que ofreció la Asociación de Padres a continuación, broche final de todas estas ceremonias.

Adiós a nuestros bachilleres del 2014. Hasta siempre…. y ya sabéis que vuestros padres os hemos dejado prohibido oficialmente “cualquier cosa que haga que nuestros caminos dejen de abrazarse”.

#despedidabachilleranteriores

NUESTRA FAMILIA

EMPRESAS APA

Todos los derechos reservados por el APA Spínola Chamartín  -  2020                                                               Página web diseñada y desarrollada por MENTA CREATIVA